HE MIRADO A LA LUNA…

a0a76ffb314f0b95472d99693e2d7d06

He mirado a la luna
y gritado tu nombre,
y la luna de plata
saludó desde el porche,
era un cuarto creciente,
ya asomaba la noche
y las nubes oscuras
galopaban sin orden,
regresaba la niebla,
como mano de un pobre
extendiéndose firme
y con pasos muy torpes,
los senderos guardaban
mil secretos de bronce
en sus piedras longevas
de otros pasos muy torpes…

Se encontraba cansado
el apuesto Quijote
en la oscura campiña
donde nacen las voces,
esos gritos velados
y los versos del joven,
con suspiros profundos
de jardines y flores,
unos versos perdidos
en el pecho del noble,
animaron sus labios
y sus dedos, veloces,
y escribió como nunca,
para ti, junto al roble,
con la luna de plata
contemplando su goce…

“…He mirado a la luna
y aceptado ese postre,
de bailar a su lado
sin mirar los relojes…”

Rafael Sánchez Ortega ©
29/03/19

Anuncios

ES TU SONRISA…

bba562d8e0d182055e9eee24ee24cd94 (1)

Es tu sonrisa
de río vagabundo,
la que me alegra.

Es ese canto
alegre y melodioso
el que me llena.

Es el embrujo
del agua y de los sueños
en su conjunto.

Por si te olvidas,
te miro mientras bajas
hacia la mar.

Soy ese junco
paciente y solitario
de la ribera.

Soy ese lirio
que tiembla mientras pasas
coquetamente.

Pero también
soy el niño que juega
en esa orilla.

El labrador
que toma la cosecha
en su campiña.

Y el soñador
que te mira y secuestra
en su cuaderno.

Rafael Sánchez Ortega ©
28/03/19

QUISIERA EMBORRACHARME…

c02b1b2538d896c5e78f3d4e25d2fc9b

Quisiera emborracharme
con tinta del tintero,
mezclarme con las letras
que salgan a sus versos,
y luego ser, si acaso,
latido de tu pecho,
susurro de un poema
raptado por el eco,
cometa rutilante
que cruza el firmamento
y puede que un suspiro
que vengas conteniendo,
o el barco que, lejano,
se acerca para el puerto,
y en él, ese marino,
que llega con mil sueños…

Quisiera ser el lápiz
que escribe en el cuaderno,
y de él, el carboncillo,
con surcos más bien negros,
quisiera ser gaviota
que cruza con su vuelo,
y el niño de la playa
que añoran los abuelos,
también la Cenicienta
del bosque y de los cuentos,
y luego, si me apuras,
el bosque con los elfos,
quisiera ser un roble,
y solo soy hayedo,
con ramas retorcidas
y signos de los ciegos…

“…Quisiera, simplemente,
decirte lo que siento,
que te amo, poesía,
y es todo lo que tengo…”

Rafael Sánchez Ortega ©
27/03/19

CANTAN…

291c9ff67dcfb8f6df3d6847246f61a9

Cantan las aguas
al borde del sendero
y el río pasa.

Sigue su cauce
por saltos y meandros
hasta la ría.

En ella duerme
se estira y emborracha
de agua salada.

Tú te despiertas,
pequeña mariposa,
y también marchas.

Alzas tu vuelo,
te vas con tu sonrisa
detrás del alba.

Quizás me busques,
me entregues el regalo
de ver tus ojos.

Y mientras tanto
la vida continúa,
no se detiene.

Cantan las calles,
que sienten las pisadas
de tanta gente.

Cantan los pechos
y, entonan mil latidos,
los corazones.

Rafael Sánchez Ortega ©
27/03/19

YO QUISIERA LLORAR…

4a7d76a1fc4c54db55305d898573ffd3

Yo quisiera llorar
como lloran los niños
con sus lágrimas blancas
conteniendo suspiros,
y quisiera seguir
a sus pasos sencillos
por las calles, sin rumbo
y temor al destino,
porque son esos años
de color amarillo
con el sol en el cielo
y el azul infinito,
además, en su llanto,
buscaría el destino,
la sonrisa del hombre
a que aspira ese chico…

Quizás más adelante
lloraría distinto,
este hombre que mira
a la vida con mimo,
porque pasan los años
como corren los ríos,
y los llantos se pierden
por recodos sin brillo,
y volvemos la vista
al pasado que ha huido
que se esconde en las sombras
y que tiembla de frío,
y encontramos silencios
de momentos precisos,
y también los cristales
que cortaron los hilos…

“…Yo quisiera llevar
otro verso a tu libro
y decirle a tus ojos
que este llanto es el mío…”

Rafael Sánchez Ortega ©
26/03/19

OLAS DEL NORTE…

9b496d1992ac58fa1385c9ba2a42e181

Olas del norte
que llegan a las playas
y corazones.

Aguas saladas
enormes y rizadas
en las orillas.

Mares extensos,
los mares de mi tierra
y mis mayores.

En las orillas
de playas y de costas
hay caracolas.

Se ven algunas,
los niños las reclaman
a los ancianos.

Quieren sus cuentos,
aquellos que bien guardan
en los oídos.

Pero resuenan
las voces de los padres
en un susurro.

Y en ellas surgen
relatos y leyendas
para los niños.

Así comienza
la infancia y su aventura
de vida y sueños.

Rafael Sánchez Ortega ©
26/03/19

TIENE ROTAS LAS ALAS…

265e9f9486036c3a3148df26fea61e44

Tiene rotas las alas
aquel ángel tan bello,
que guió nuestros pasos
por lejanos senderos,
me miró con sus ojos
tan profundos y negros,
y me habló sin palabras
del extraño suceso,
sucedió que volando
por la costa, un invierno,
una ola furtiva
le tumbó por el suelo,
y la arena furiosa
azotaba su cuerpo
machacando sus alas
las resacas y el viento…

Y pasaron los días
para el ángel del cuento,
y sus alas dolientes
recobraron su pelo,
más quedó malherido,
taciturno y travieso
el guardián de los niños
y los hombres inquietos,
preguntaba a los dioses
por sus alas y vuelos,
el dolor era grande
y sufría con miedo,
pero un día, en el alba,
vio la luz y el consuelo,
consiguiendo elevarse
con su vuelo sereno…

“…Tiene rota las alas
el guardián de mi pecho,
y yo quiero curarlas
con mis labios y besos…”

Rafael Sánchez Ortega ©
25/03/19

SIEMPRE ESTARÁS…

9bc3181d2b7c3778bee31969fede0cee

Siempre estarás
guardada en el recuerdo
celosamente.

Y te veré
dichosa y a mi lado
mirando al mar.

Quizás te enseñe
el canto de las olas
y su sonrisa.

De las resacas
oiremos su llegada
con los suspiros.

Quizás en ellos
nos hablen de su viaje
y de leyendas.

¡La playa y costa,
lugares encantados
con tanta magia!

En algún tiempo
pisaron las arenas
bellas sirenas.

¡Éramos niños,
vivíamos la vida
con inocencia!

Hoy son las olas
cargadas con su magia
las que nos duermen.

Rafael Sánchez Ortega ©
25/03/19

DICEN QUE LLORAN…

38584e61ad41eb15885c191ae617cb88

Dicen que lloran los bosques
y los árboles sus penas,
y que la lluvia se forma
en sus pupilas y cejas,
yo me quedé pensativo
al escuchar esta arenga
y pregunté a las alondras
y a las palomas por ella,
y no supieron decirme
ni darme exactas respuestas,
ya que mezclaban el llanto
con la garúa traviesa,
y es que los árboles hablan
desde que el mundo se hiciera
y van guardando secretos
de lo que llega a la tierra…

Dicen que el mundo se acaba
y que otra vida comienza
cuando se cierren los ojos
y vuelen libres las riendas,
pero volviendo a los bosque
veo, sin ver, lo que llevan,
lo que atesoran celosos
tras las sufridas cortezas,
hay en los árboles vida
y corazones y venas,
hay una sabia que surje
de las entrañas con fuerza,
y entonces gritan las ramas,
surgen susurros y nieblas
y hasta los troncos se agitan
y se estremecen sus letras…

“…Dicen que lloran los bosques
por los niños y las guerras,
pero también por los versos
que nunca harán un poema…”

Rafael Sánchez Ortega ©
24/03/19

CALIENTA EL SOL…

95ea45d25f3247132849e73dd5253c45

Calienta el sol,
el viento no se nota,
es primavera.

Suenan mis pasos
pisando en la gravilla
de los senderos.

Y pienso en ti,
pequeña mariposa
tan pequeñita.

Quiero tus alas,
dormirme con los sueños
que ellas conservan.

Luego volar,
subir a las estrellas
y ver su luz.

Quiero embriagarme
de paz y contenido
desde tu cielo.

Vendrán las olas,
de nuevo, en la mañana,
hasta tu costa.

Y las veré,
contigo, en tu regazo
y a sus resacas.

Bellos suspiros
de voces y palabras
para nosotros.

Rafael Sánchez Ortega ©
24/03/19